Cómo mantener limpia la habitación

Cómo mantener limpia la habitación

Cómo mantener limpia la habitación

El ritmo de la vida personal puede no llevar consigo el orden y la limpieza. Muchas veces no logramos tener limpia y ordenada la habitación. Mantener limpio nuestro entorno y nuestra habitación es importante ya que es dónde pasamos la mayor parte del tiempo que hay en el día.

El contar con un espacio limpio y ordenado nos traerá calidad de vida, bienestar, paz y ayudará a nuestro descanso. Tampoco es necesario que exista una obsesión con la limpieza, ni limpiar en profundidad diariamente, pero si lo que quieres es saber cómo mantener limpia la habitación a continuación te dejamos algunas sugerencias y trucos para que consigas el orden y limpieza que tu habitación necesita:

El primer trabajo del día para mantener limpia la habitación

  1. Lo primero es hacer la cama. Es lo primero que debes realizar antes de comenzar tu día. Normalmente la cama ocupa entre un 40-50% de tu habitación, por lo que facilitará que tu habitación se vea ordenada.
  2. Ventila la habitación. Para mantener limpia la habitación es necesario que renueves el aire de la misma. Abre tus ventanas durante un tiempo para que entre aire y la habitación se airee. Además, si hay algún mal olor en la habitación se reducirá.
  3. Despeja tu cama. Una vez hecha la cama, evita el colocar encima cualquier artículo o elemento que puedas tener por la habitación. Ayudará a que tu habitación esté ordenada y limpia.
  4. Evita acumular objetos y ropa debajo de la cama. Puede suceder y lo más seguro es que en alguna ocasión te haya pasado, como a todos. Pero si evitas esto, además de evitar acumulaciones de polvo, tendrás más orden en la habitación.

Lava y renueva sábanas y edredones

Lo ideal es que al menos una vez por semana cambies tus sábanas y edredón. Evitarás que se acumulen impurezas y polvo, así dormirás con textiles correctamente limpios.

Limpieza y orden de muebles 

Lo primero que debes hacer es revisar tu mesita de noche. Normalmente vamos acumulando objetos y elementos que encontramos encima de la misma, de forma que estarás llenando espacio con cosas inútiles que no usas o que no están dónde realmente deberían.

Primero limpia el polvo. Si lo que vas a utilizar es un plumero, gran parte caerá en el suelo, por lo que si has barrido antes, tendrás que volver a hacerlo.

Usa un paño húmedo para las zonas más difíciles. Si hay alguna zona que se resiste o que tiene alguna mancha, lo ideal es que pases un paño húmedo para eliminar cualquier tipo de suciedad. De esta manera no mancharemos ni ensuciaremos otra parte al quedarse la suciedad en el paño.

Usa una aspiradora. Si tienes la posibilidad, es mucho mejor que uses aspiradora para realizar las tareas de limpieza ya que acabarás con la suciedad del suelo de una forma más eficaz. Si no tienes, usa la escoba, aunque no es lo más aconsejable.

Limpia ventanas y cristales.  Sobretodo lo debes hacer cuando se hayan ensuciado por las lluvias. Suelen quedarse con marcas. De esta forma hará que tu habitación se vea más limpia.

Revisa tu armario. Pon en orden tu armario seleccionando tu ropa. La ropa que usas y está en buenas condiciones ya la que no usas o está rota.

Lava las cortinas regularmente. Suelen acumular polvo a corto plazo. Es muy necesario también para prevenir alergias debido a las impurezas.

Organiza tu escritorio. Tanto si tienes un escritorio para trabajar como para estudiar, debes procurar mantenerlo ordenado. Además de orden y limpieza, mejorarás el rendimiento.

Limpia el suelo. Esto es aplicable a todas las habitaciones como es evidente. Limpiar el suelo de tu habitación hará que este tenga un ambiente más acogedor y saludable.

Ropa sucia en su lugar. Además de ser un aspecto que aportará un ambiente saludable a tu espacio, te ayudará a que no la mezcles con la limpia y consigas tener más orden.

Los zapatos. Lo más habitual es que al llegar a tu habitación te quites los zapatos, pero hay que intentar que estos no estén por medio. Te aconsejamos que te los quites y los pongas en su lugar.

 

Todos estos consejos son aplicables en diferentes situaciones evidentemente. No te obsesiones, a medida que vayas cumpliendo objetivos conseguirás que tu habitación luzca y se encuentre en buenas condiciones. De esta forma seguro que además de tener la habitación limpia y ordenada, te sentirás mejor.

Si estás buscando un sitio dónde pasar tu tiempo en Sevilla has llegado al lugar indicado, en Alegoría Coliving Experience contamos con habitaciones adaptadas para que disfrutes de tu tiempo de la mejor manera.